PARADÓS

El paradós o pretil a intramuros, por ser normalmente de menor grosor y calidad de fábrica, ha desaparecido con frecuencia, o por razones tácticas nunca existió, como ocurre en algunas bestorres, barbacanas o cercas urbanas para evitar que se utilice de parapeto contra el interior de la fortificación (Mora 1994: 27).