Itinerario III: Ruta este

Saliendo de Tarragona en dirección este, la primera parada es en la Torre de los Escipiones (1). Este magnífico mausoleo turriforme está situado en el km. 1169 de la N-340 junto a la carretera. Su trazado corresponde al de la Vía Augusta. Está a unos 6 km. de Tarragona. Las coordenadas son: X 358901.7/ Y 4554754 UTM 31N/ETR S89.

Si se llega en vehículo privado se puede aparcar justo delante del monumento. Se puede llegar también utilizando los autobuses metropolitanos (EMT), mediante la línea 12 (Parada Solimar).

A unos 3 km. de la Torre de los Escipiones, en dirección este, encontramos la cantera del Mèdol (2). Se puede acceder a esta cantera por la carretera N-340 (rotonda de La Móra), la autovía A-7 y la autopista AP-7 (área de servicio del Mèdol). También se puede llegar con el autobús metropolitano (línea 12, parada El Pont) hasta La Móra y de allí andando por la N- 340 hasta encontrar el camino que traspasa por debajo la autovía y la autopista y permite acceder al Mèdol. Para acceder a su interior se ha de solicitar permiso a la propiedad, que es la concesionaria de la autopista, ABERTIS. Las coordenadas son: X 360603.3 / Y 4555372.5 UTM31N / ETR S89.

Si se accede desde del área de servicio de la autopista se puede iniciar la visita en la sala de audiovisuales y luego acercarse al Clot del Mèdol donde hay varios itinerarios señalizados para recorrer a pie y ver los diferentes frentes de extracción así como entender el funcionamiento de una cantera romana.

Si se quiere visitar alguna otra cantera cercana, se pueden ver libremente. Tenemos por ejemplo los frentes de extracción del Mas del Marqués (La Móra, Tarragona) y el de la Punta de la Creueta a la que se puede acceder por la Playa Larga.

En Altafulla se encuentra la villa dels Munts (3), en el paseo del Fortí s/n. Las coordenadas son X 364471.3 / y 4555044 UTM31N / ETR S89.

Una vez dentro del recinto se accede a un pequeño centro de interpretación donde podemos ver la maqueta de la villa y algunos de los objetos rescatados durante las excavacinoes, como la pintura mural del dios Océano en un paisaje marino rodeado de peces. Procede del frontal de una fuente adosada a una cisterna que hay en una de las habitaciones del criptopórtico de la villa. Presenta una inscripción en tabula ansata en la que se lee, en relación al propietario de la villa Valerius Avitus y su mujer Faustina: Ex praecepto / Aviti et [Fau]stinae nn (nostrorum) / cisterna [fa]cta lata p(edes)/ XIII [lo]n[ga p(edes) XV]II, alta p(edes) X / c[ap]ti m(ensurae) (mille) (mille) CXXV “Cisterna construida por orden de nuestros (señores) Avito y Faustina de 13 pies de ancho, 17 de largo y 10 de alto; 2125 medidas de capacidad.”

Aunque no hay un orden preestablecido para visitar la villa, vale la pena iniciarla desde lo alto de la colina. Desde aquí se tiene una visión general. Así se inicia el recorrido por la pars rustica, donde se encuentra un depósito de grandes dimensiones y una cisterna a la que se conoce como la tartrana. De aquí iremos hacia la zona industrial y llegaremos a la pars urbana. En el ambulatio veremos el mosaico que y las pinturas murales que decoraban las paredes de las habitaciones, así como el triclinium y otras estancias, todas ellas ricamente decoradas.

Tartrana - F. Aguilar

Traspasaremos el hortus, donde se observan los restos de un estanque, y nos dirigiremos por la ladera hacia el mithraeum y las termas. El estado de conservación de estos balnea permite al visitante conocer todas las partes que los constituían y entender su funcionamiento.

Una vez finalizada la visita del recinto arqueológico vale la pena acercarse a la playa. Allí hay los restos de unas termas martítimas de las que se ven algunos de los muros de opus caementicium y revestimientos hidráulicos (opus signinum).

La visita a esta villa se completa con la visita del Museu Arqueològic Nacional de Tarragona donde se exponen buena parte de los objetos localizados en Els Munts.

En Torredembarra se conservan la villa Romana del Moro (4) que aunque no es visitable si se puede ver desde el exterior del recinto.

Villa romana de El Moro, Torredembarra - A. Fuster

Se encuentra situada en el agregado de Clarà, en la urbanización del Rincón Romano (calles Vía Augusta, Iluro y Roma). Estaría junto la Vía Augusta de Tarraco a Barcino, dominando una ligera elevación, a 1 km. de la costa. Sus coordenadas son: X 366714.1 / Y 4556924.9 UTM31N / ETR S89.

Las excavaciones arqueológicas a lo largo de los años han permitido definir la presencia de dos fases, o dos villas, superpuestas. La primera es de la segunda mitad del siglo I a.C. Se conservan parte de los baños, con pavimentos de opus signinum decorados con teselas blancas, varias habitaciones de funcionalidad no establecida y numerosas piezas arquitectónicas que se relacionan con la fachada meridional.

Durante la primera mitad del siglo I d.C. la villa fue derribada y se construye otra sobre los escombros de la primera. La nueva edificación sigue los modelos de la época. Tiene planta rectangular compacta y una superficie aproximada de 2.500 m2. Sus estancias se articulan entorno a un gran peristilo de 12 por 16 m. de lado. Se han localizado habitaciones y una zona de carácter productivo con presencia de depósitos y pilas posiblemente asociadas a una fullonica o tinctoria.

Una reforma la dota de unos baños en el ángulo SW. De ellos conocemos el vestíbulo o apodyterium, las letrinas, el pasillo distribuidor, el horno, un corredor de servicio, y diversos espacios relacionados con el frigidarium, el caldarium y el tepidarium. Posteriormente, hacia la segunda mitad del siglo II o la primera del III d.C., se detectan las últimas reparaciones, quedando a partir de este período abandonada.

Finalmente el arco de Berà (5). Se encuentra en una rotonda en el km.183 de la N-340. La Vía Augusta pasaba bajo él. Se trata de un arco honorífico construido entre finales del siglo I a.C. y principio del siglo I d.C. en honor al emperador Augusto. Las coordenadas de localización son: X 371588.3 / Y 4559125.5 UTM31N / ETR S89. La visita es libre.

Continuamos por la N-340 hasta Sant Jaume dels Domenys y desde allí nos dirigimos por la TP-2125 a la calle Mallorca del polígono industrial Els Arcs al norte del municipio. Podemos ver los restos de un acueducto romano (6). Las coordenadas son: X 379641.5 / Y 4571851.8 UTM31N / ETR S89.

Este acueducto llevaría agua a una villa romana cercana. Se conservan 70 m., divididos en tres tramos en los que se pueden ver 6 arcos construidos con opus incertum o mampostería unida con mortero de cal. Se trata de arcos de medio punto con una luz de 3 m. que se apoyan sobre pilares rectangulares y una altura total de 4 m. Ha sido fechado en los siglos IV- V d.C.

En esta misma población, en la calle Sant Francesc, podemos visitar parte de una necrópolis de los siglos X-XI (7). Se ven 18 tumbas de forma antropomorfa excavadas en la roca y cubiertas con losas planas. En su interior se localizaron los cuerpos de 9 adultos y 9 niños. Las coordenadas son: X 379339 /Y 4573054 UTM 31/ETR S86.