Historia: Ibiza en época Moderna y Contemporánea (desde el siglo XVII al siglo XIX)

Durante los siglos XVII y XIX se fue completando la trama urbana de Dalt Vila, y a extramuros, frente al puerto, se desarrollaron los barrios de pescadores y marineros conocidos como la Peña y la Marina. El ensanche de la ciudad se completó en el siglo XIX hacia el noroeste con la construcción del Poble Nou y del paseo de Vara de Rey. La expansión de la ciudad fuera de las murallas permitió que se configuraran nuevos espacios de relaciones socioeconómicas y culturales, ya que en los barrios portuarios se fueron creando nuevos servicios para la industria comercial, naval y de transporte. En esta fase se erigieron importantes edificios: se inauguró un nuevo casino, se abrió el teatro Pereira en el ensanche a finales del siglo XIX, y se construye el Gran Hotel Montesol a principios del siglo XX.

Desde los inicios de esta centuria se mejoró la red viaria que conectaba la ciudad con el interior de la isla y se realizó una gran inversión en las obras del puerto que facilitaron la apertura de la ciudad (desde 1911 se establece una línea regular de barco con Barcelona). En la década de los años 30 del siglo XX, Ibiza también albergó a un grupo de intelectuales centroeuropeos que huían de la expansión nazi, como fue el filósofo alemán Walter Benjamín, el artista dadaísta Raoul Haussman o el arquitecto y pintor Erwin Broner, entre otros, que marcaron el inicio de la visión cosmopolita y algo elitista de la isla, que en los años 50 desencadenó un interesante movimiento artístico e intelectual. Es durante esta década en la que también se recibieron los primeros turistas, actividad que propició la inauguración del aeropuerto en 1958. El fenómeno del turismo, desencadenado a partir de 1960, provocó grandes cambios en los sectores económicos, un crecimiento de la población y el desarrollo urbanístico de la ciudad.