Itinerario II: Córdoba romana

  1. Conjunto funerario compuesto por los restos de un recinto de tipo edícola en la C/ Muñices.
  2. Ubicación del circo romano (no visible en la actualidad)
  3. Ubicación de la Porta Orientalis o Puerta de Roma (intersección entre las calles Capitulares y Alfonso XIII).
  4. Templo de culto imperial, visible hoy en la C/ Claudio Marcelo con C/ Capitulares, que formaba parte del complejo provincial de culto imperial, del que se conserva la cimentación de la terraza artificial sustentada por sólidos contrafuertes, sobre el que se situaba el foro superior, en cuyo centro se levantaba el mencionado templo.
  5. Restos del Teatro romano integrados bajo la ampliación de las instalaciones del Museo Arqueológico Provincial de Córdoba.
  6. Las instalaciones comerciales (tabernae) y un posible almacén para tratamiento del aceite, conservadas en integradas en el parking  de la Herradura, en la confluencia entre el Paseo de la Ribera y C/San Fernando
  7. Puerta del Puente y espacio forense anexo, del que se pueden ver algunos restos actualmente en el centro de recepción de visitantes de Córdoba.
  8. Domus de época imperial integrada en el antiguo Palacio de los Marqueses del Carpio, conocido también como “palacio de los Herruzo”, junto a C/ San Fernando.
  9. Restos de distintas estancias de unas domus conservados en la ampliación de dependencias del Colegio de Santa Victoria.
  10. Domus conservada en la actual calle Ramírez y de las Casas-Deza, integrada y visitable en uno de los salones del actual Hotel Palacio del Bailío.
  11. Restos de la cimentación de opus caementicium del templo que coronaba el Forum Novum o Forum Adiectum, integrado en la sede del Colegio Oficial de Abogados de Córdoba, en la C/ Morería, nº 5.
  12. Natatio de las únicas termas excavadas en la ciudad, integrada en un edificio comercial de la C/ Concepción, nº 7.
  13. Monumentos funerarios circulares junto a la Puerta de Gallegos, en la Avda. de la Victoria.
  14. Monumento funerario en la necrópolis occidental, excavado junto al denominado “Camino Viejo de Almodóvar”, en la actual C/ Antonio Maura, trasladado y conservado actualmente junto a la Puerta de Sevilla, en la Avda. del Conde de Vallellano.
  15. Tumba monumental integrada en un parking de la C/ La Bodega (nº 5)
  16. Tumba monumental integrada en los sótanos de la ampliación del Palacio de la Merced, sede de la Diputación Provincial del Córdoba (Plaza de Colón, nº 15).
  17. Anfiteatro de la Colonia Patricia, cuyas estructuras se conservan pendientes de su definitiva puesta en valor en los jardines del actual Rectorado de la Universidad de Córdoba (avda. Medina Azahara, nº 5).
  18. Restos de una calle porticada y pavimentada con losas, bajo la cual se conservan tres monumentales cloacas de sillería, en la actual C/ Secretario Carretero (junto a C/ Antonio Maura).
  19. Complejo arquitectónico de Cercadilla, en Avda. Vía Augsta, nº 45.
  20. Peristilo y triclinium de una gran villa suburbana tardorromana en la C/ Algarrobo (esquina con C/ los Chopos).

Como hemos adelantado, la condición de capital de la Provincia Baetica de la Colonia Patricia se tradujo durante el siglo I d.C. de un intenso proceso de monumentalización tanto de sus espacios urbanos, públicos y privados, como en las áreas funerarias. La propia naturaleza de su monumentalización fue, en parte, la causa del deteriorado estado de conservación de sus principales edificios al haber sido desmantelados y expoliados a lo largo de la antigüedad tardía y de la época islámica.  En el diseño de un itinerario por la Córdoba romana es posible combinar el recorrido por los espacios extramuros e intramuros, siguiendo para ello, en este caso, la orientación de la Vía Augusta, la principal vía que conectaba Córdoba con la capital Imperial.

El itinerario se orienta, pues, en sentido E-O, iniciando su recorrido junto a la mencionada vía a su llegada a la ciudad, en la C/ Muñices, donde se localiza un conjunto funerario compuesto por los restos de un recinto de tipo edícola, dos cimentaciones de mampostería y una de sillería, representando la fachada de un edificio decorado con una escultura femenina que representaría una matrona romana. Actualmente estas estructuras se conservan integradas en el patio de un conjunto residencial privado.

Junto a esta vía sepulcral, se situaría el Circo romano, que precedía el ingreso a la ciudad por la Porta Orientalis o Puerta de Roma (intersección entre las calles Capitulares y Alfonso XIII), formando parte del complejo provincial de culto imperial, integrado por el propio Circo, una plaza intermedia y el foro superior, levantado sobre una terraza artificial sustentada por sólidos contrafuertes, en cuyo centro se erigió el templo de culto imperial, visible hoy en la C/ Claudio Marcelo.

Complejo Culto Imperial
Complejo Culto Imperial - Ayto. de Córdoba

Haciendo un ligero desvío con respecto al Kardo maximus de la ciudad, el siguiente elemento a visitar en este recorrido por la Córdoba romana es el Teatro romano, el único de los edificios de espectáculos situado intramuros. Los restos del graderío de este teatro se conservan, además, musealizados bajo la ampliación de las instalaciones del Museo Arqueológico Provincial de Córdoba. Si bien no se ha localizado la zona correspondiente al frente escénico, sí hay suficientes elementos para recomponer los órdenes decorativos superpuestos de la fachada, y las dimensiones aproximadas del edificio; el de mayores proporciones de este tipo en Hispania. La combinación de la visita a los restos arquitectónicos in situ del teatro con las colecciones de materiales procedentes de las distintas intervenciones en la ciudad permite una adecuada contextualización de los testimonios arqueológicos muebles o decorativos con su marco arquitectónico y urbanístico.

Antes de retomar el recorrido por otros elementos monumentales, el itinerario puede detenerse en las inmediaciones del río, para entender la estrecha vinculación que mantuvo la ciudad con el Guadalquivir y la importancia que el curso fluvial tuvo en la historia de Córdoba. Destacan en este sentido tres elementos concretos: las instalaciones comerciales (tabernae) y un posible almacén para tratamiento del aceite, conservadas en integradas en el aparcamiento  de la Herradura, en la confluencia entre el paseo de la Ribera y C/San Fernando; el espacio forense situado junto a la puerta del Puente, compuesto por una plaza porticada  a la que abrían algunas dependencias destinadas a actividades mercantiles, de las cuales se pueden ver algunos restos actualmente en el centro de recepción de visitantes de Córdoba; y, finalmente, la propia puerta del puente (excavada hace años y de la que se conoce su estructura formada por tres vanos, fechada en el segundo cuarto del siglo I d.C.

Volviendo al recorrido por la ciudad, y alternando los espacios públicos con los privados, destacamos los restos conservados e integrados de tres de las viviendas características de la ciudad romana imperial. En las inmediaciones del Teatro, en la ampliación de dependencias del colegio de Santa Victoria se aprecian los restos de distintas estancias de unas domus, monumentalizadas con material de acarrero. En el sector suroriental, junto a C/ San Fernando, se conserva parte del peristilo y el estanque central y mosaicos con decoración geométrica de una domus de época imperial integrada en el antiguo palacio de los Marqueses del Carpio, conocido también como “palacio de los Herruzo”.  Y, finalmente, en el cuadrante noreste, junto a uno de los decumani menores, en la actual calle Ramírez y de las Casas-Deza, se han mantenido hasta nuestros días en un excepcional estado de conservación estructuras que formaron parte de una de las domus más antiguas de la Córdoba romana. De esta casa, integrada y visitable en uno de los salones del actual hotel Palacio del Bailío, son visibles parte de las columnas de piedra caliza del peristilo, rematadas por capiteles toscanos (inicios del siglo I a.C.) y restos de los muros con decoración parietal pintada en rojo.

Domus romana Hotel Palacio del Bailio
Domus romana Hotel Palacio del Bailio - Ayto. de Córdoba
Escultura Thoracata(MAEPCo)
Escultura Thoracata(MAEPCo) - Ayto. de Córdoba

Continuando el recorrido hacia el centro de la ciudad, el siguiente punto digno de visita es la sede del Colegio Oficial de Abogados de Córdoba, en la C/ Morería, donde se conserva la cimentación de opus caementicium del templo que coronaba el Forum Novum o Forum Adiectum de primer cuarto del siglo I d.C. A la decoración escultórica de este conjunto pertenece la monumental escultura thoracata expuesta en el Museo Arqueológico Provincial de Córdoba.

Algo más al oeste, aún dentro del pomerium urbano, en la C/ Concepción, se ha integrado en un edificio comercial la natatio de las únicas termas excavadas en la ciudad. Estaba situada cerca del foro de la colonia y en las inmediaciones de la puerta occidental a la que desembocaba el Decumanus Maximus. Los elementos conservados consisten en una piscina a la que se accedería a través de una pequeña escalinata realizada en opus caementicium, recubierta de opus signinum hidráulico y revestida de placas de mármol, que fueron expoliadas desde antiguo.

Pocos metros hacia el oeste alcanzamos la puerta occidental de la ciudad (conocida como “Puerta de Gallegos”) donde desembocaba la vía Corduba-Hispalis flanqueada los dos magníficos monumentos funerarios circulares aún in situ y, a unos centenares de metros, por el imponente anfiteatro.

Ya en el suburbio occidental de la ciudad, en los jardines de la Avda. de la Victoria, junto a la puerta urbana, se pueden contemplar los monumentos funerarios más relevantes y singulares de la ciudad. En el primer cuarto del siglo I d.C. en uno de los enclaves privilegiados de la ciudad, separados de la muralla por el curso de un antiguo arroyo, a ambos lados de la vía fueron levantados sendos túmulos circulares prácticamente gemelos sobre un espacio funerario previo de época augustea. Debieron formar parte de un conjunto monumental de carácter familiar destinado a albergar las cenizas de los miembros de uno de los linajes más notables de la ciudad. De ellos ha sido reconstruido el túmulo más septentrional del que se conservaban los cimientos y algunos elementos correspondientes al alzado que han permitido recomponer su apariencia original. El túmulo meridional, muy arrasado, ha sido reconstruido parcialmente y en su interior alberga una exposición acerca del mundo funerario romano cordobés. Estos monumentos funerarios pueden ser visitados en grupo tras concertar su visita en el Ayuntamiento de Córdoba.

Aunque se desvían del itinerario inicialmente previsto (puede definirse un itinerario específico sobre el mundo funerario), además de estos túmulos, se conservan en distintos puntos de los suburbios de la ciudad otros testimonios de la monumentalización de los espacios funerarios romanos, datados a finales del siglo I a.C., compuestos por pequeños recintos en cuyo interior se disponían cámaras semisubterráneas abovedadas de sillería (opus quadratum) y rematadas en alzado por elementos monumentales de representación, de diversa tipología, actualmente perdidos. En 1931 se excavó un monumento funerario en la necrópolis occidental, junto al denominado “Camino Viejo de Almodóvar”, en la actual C/ Antonio Maura (de donde procede la mayor colección de tituli sepulcrales, de epigrafía funeraria gladiatoria de Hispania, depositada en el Museo Arqueológico Provincial de Córdoba). Los restos de la cámara funeraria fueron trasladados en los años cincuenta del siglo XX junto a la puerta de Sevilla, en la Avda. Conde de Vallellano.

Monumento Funerario Puerta de Sevilla
Monumento Funerario Puerta de Sevilla - Ayto. de Córdoba

Del sector suburbano septentrional se conservan dos nuevos ejemplos de este tipo de tumbas monumentales: en un aparcamiento de la C/ La Bodega (nº 5) y en los sótanos de la ampliación del Palacio de la Merced, sede de la Diputación Provincial de Córdoba.

Continuando por la vía Corduba-Hispalis en su recorrido por el suburbio occidental, se alcanza el solar ocupado por el anfiteatro de la Colonia Patricia, cuyas estructuras han sido excavadas en los últimos años y se conservan pendientes de su definitiva puesta en valor en los jardines del actual Rectorado de la Universidad de Córdoba. El edificio erigido en torno al segundo cuarto del siglo I d.C., tiene un eje mayor orientado en sentido SE-NO, con una longitud calculada de unos 178 m. A pesar del intenso arrasamiento y expolio al que fue sometido, es posible reconstruir su planta las características de su estructura. El graderío se levanta sobre un sistema de cimentación y alzado de sólidos muros concéntricos y radiales de sillería macizados con un relleno de tierra y restos de material constructivo.

Parque Arqueológico del Anfiteatro
Parque Arqueológico del Anfiteatro - Ayto. de Córdoba

Vinculado con la urbanización de todo este suburbio a raíz de la construcción del anfiteatro, en la C/ Secretario Carretero (esquina con C/ Antonio Maura) se conservan interesantes vestigios de la urbanización de este sector durante la primera mitad del siglo I d.C. Integrados en la primera planta del aparcamiento, son visibles los restos de una calle porticada y pavimentada con losas, bajo la cual se conservan tres monumentales cloacas de sillería: dos destinadas a evacuar el agua pluvial de los pórticos de las casas e instalaciones industriales allí ubicadas, y la central, de mayor capacidad y a una cota inferior, relacionada con el drenaje y la conducción de las aguas procedentes del anfiteatro.

Cloacas calle Antonio Maura
Cloacas calle Antonio Maura - Ayto. de Córdoba

Los restos documentados durante la excavación del anfiteatro de Córdoba constituyen una interesante síntesis de la secuencia de ocupación de las áreas suburbanas de la ciudad a lo largo de toda su historia. Además de los muros que definían los distintos anillos sobre los que se levantaba el graderío del edificio de espectáculos, quizás las evidencias más interesantes sean las relacionadas con el proceso de transformación de los suburbios durante la etapa bajoimperial y tardoantigua, en relación con el proceso de cristianización en torno a la figura de los primeros mártires. El coliseo de la colonia fue muy posiblemente abandonado a principios del siglo IV, momento a partir del cual se inició un intenso proceso de saqueo, expolio y acarreos de piezas y elementos constructivos. En paralelo a esta actuación de desmonte y reutilización de sus materiales (acaso para la construcción del complejo de Cercadilla, situado unos centenares de metros al norte), se erigen estructuras muy potentes en el centro de la arena, adosadas al muro del podium, que han sido relacionadas, como hipótesis de trabajo, con la monumentalización del lugar del martirio cristiano, como sucede en el caso del anfiteatro de Tarraco.

En directa relación con este proceso, el itinerario se cierra con la visita al complejo arquitectónico de Cercadilla, situada al noroeste del sector extramuros, que cuenta con un centro de interpretación en el que se explica el conjunto como un palacio imperial de época tetrárquica, erigido a instancias de Maximiano Hercúleo a finales del siglo III d.C. Otras interpretaciones proponen explicaciones alternativas para este complejo arquitectónico (palacio episcopal del obispo cordobés Osio, villa o gran residencia suburbana de un alto dignatario o praetorium de época de Constantino). Sea como fuere, se trata de un conjunto arquitectónico excepcional, cuyos modelos arquitectónicos están estrechamente vinculados con la representación del poder bajoimperial. Además de la visita a las estructuras del complejo tardorromano, este yacimiento constituye el mejor testimonio conservado hasta el momento del proceso de cristianización de estos espacios a partir del siglo VI, cuando algunas de las estructuras situadas en su extremo norte se transforman en una basílica martirial en torno a la cual surge un cementerio ad sanctos.

Esta muestra de la riqueza patrimonial de la Córdoba romana se puede complementar con algunos testimonios dispersos por varios puntos de la ciudad. A menos de un kilómetro al norte del recinto amurallado, en la C/ Algarrobo (esquina con C/ los Chopos) se conservan el espectacular peristilo octogonal -inscrito en un cuadrado- y el triclinium -decorado con vistosos mosaicos- de una gran villa suburbana tardorromana, de entre los siglos III y IV d.C.

Villa suburbana calle Algarrobo
Villa suburbana calle Algarrobo - Ayto. de Córdoba

Un amplio repertorio de mosaicos procedentes de las casas excavadas en la plaza de las Corredera se conserva en la capilla conocida como “Salón de Mosaicos” del Alcázar de los Reyes Cristianos; y, por supuesto, en los fondos del Museo Arqueológico Provincial de Córdoba.