Patrimonio: desde la Prehistoria a la alta Edad Media

Cáceres, arqueológicamente hablando, es un yacimiento muy rico en los diferentes periodos históricos. Su ocupación abarca desde la prehistoria hasta nuestros días. Los yacimientos arqueológicos más antiguos de época prehistórica son la cueva de Santa Ana, la cueva del Conejar y, quizás la más destacada por sus restos de arte parietal paleolítico, la Cueva de Maltravieso. Fue descubierta como consecuencia del avance de una cantera de caliza en 1951, pero no fue hasta 1956 cuando, D. Carlos Callejo (conservador del museo provincial), descubriese las primeras manifestaciones artísticas, al decidir explorar y documentar la cavidad. Publicó los primeros hallazgos en los años 1957 y 1958, dando cuenta de la aparición de restos materiales,1 punta de flecha, hachas pulimentadas (2)  fragmentos cerámicos (31) y restos óseos ( 4 cráneos y 5 mandíbulas humanas).

Cáceres prehistorico
Cáceres prehistorico - Ayto. de Cáceres
Suelo Topográfico Maltravieso
Suelo Topográfico Maltravieso - Ayto. de Cáceres

A lo largo de los años se han desarrollado diferentes estudios sobre la cueva, siendo los más recientes los realizados Hipólito Collado y Sergio y Eduardo Ripoll. Gracias a este equipo se han desvelado, con técnicas de documentación bastante precisas, algunos de los misterios que ocultaba el yacimiento. Fundamentalmente se estudiaron las manifestaciones de arte rupestre en las distintas zonas de la cueva, con técnicas como el tratamiento con luz ultravioleta e infrarroja. La cueva presenta tanto pinturas como grabados. Las pinturas fueron realizadas, en su mayoría, en color ocre o rojo vino, empleando pigmentos como el óxido férrico o ferruginoso machacado y mezclado con aglutinantes naturales como aceite, agua, sangre etc. El trazado de los motivos se ejecutó mediante diferentes técnicas, destacando la aplicación directa mediante soplado para el dibujo de manos.  En cuanto a los grabados, son incisiones con sección en V o U, de trazo filiforme o fino.

Pintura Mural Maltravieso
Pintura Mural Maltravieso - Ayto. de Cáceres
Pintura Mural Maltravieso
Pintura Mural Maltravieso - Ayto. de Cáceres
 
Pintura Mural Maltravieso
Pintura Mural Maltravieso - Ayto. de Cáceres
Grabado Maltravieso
Grabado Maltravieso - Ayto. de Cáceres
 

En relación a la temática, se deben destacar fundamentalmente las figuras de manos en negativo, exactamente 71, además de varios zoomorfos e ideomorfos, siendo estos varios triángulos, haces de líneas, puntuaciones y un serpentiforme.

Es singular el hecho de que las pinturas de las manos aparecen en su mayoría carentes del dedo meñique, algunos incluso sin el anular, lo que durante años dio lugar a multitud de teorías: deformaciones congénitas, congelaciones debido a las bajas temperaturas, amputaciones intencionadas por motivos rituales mágico-místico, amputaciones esclavistas etc. Sin embargo, gracias a los últimos estudios realizados, se ha podido apreciar que no existían tales amputaciones físicas sino tan solo pictóricas, es decir, primero se dibujaba la mano en negativo y después se cubría de pigmento la huella de uno de los dedos creando el efecto de ausencia. Por desgracia solo se sabe cómo se hicieron tales pinturas, se desconoce el por qué.

Pintura mano Maltravieso
Pintura mano Maltravieso - Ayto. de Cáceres

Las manifestaciones artísticas de la cueva encuadran este yacimiento en el Paleolítco, concretamente en el periodo comprendido desde el auriñaciense hasta probablemente inicios del magdaleniense.

Pero no solo la cueva es destacada en el mundo científico por su arte rupestre, sino que, gracias a los estudios realizados por el equipo del Proyecto de Primeros Pobladores de Extremadura, se sabe que la cueva tiene restos de ocupación desde hace más de 500 000 años hasta la Edad del Bronce. De los periodos más antiguos destacan las actuaciones en la sala de los huesos, que han permitido datar restos óseos de 117.000 años de antigüedad. Aquí el depósito de restos es muy potente y ha permitido a los investigadores conocer que la cueva fue un cubil de hienas, en donde depositaban los restos de sus presas, además de un asentamiento neandertal que ha dejado muestras de útiles y restos óseos de animales que habían sido su alimento. En total aparecen más de 30 especies de mamíferos, reptiles y aves, desde linces, lobos, zorros, ciervos hasta osos o caballos.

También en la sala de las chimeneas, la más interior de la cueva, se localizaron numerosos restos de material lítico y de fauna. La industria lítica hallada fue realizada  sobre todo en cuarzos y cuarcitas, muy abundantes en la zona, y también en sílex, material alóctono que da muestra de los primeros intercambios ya en esa época. Este hecho a su vez se ve reforzado por la aparición de conchas marinas procedentes de la costa atlántica, que están horadadas y servían como cuentas de collar, utilizado como adornos colgantes. En cuanto a la fauna documentada en esta sala aparecen, conejos y liebres, gamos, ciervos y bisontes entre otros. La datación por sistema de carbono 14, dio como resultado una antigüedad de 17.800 años antes del tiempo presente.

La cueva de Santa Ana estudiada también por el equipo del Proyecto de Primeros Pobladores de Extremadura, situada a 2 km al sur de la ciudad de Cáceres dentro del campamento militar CEFOT Nº1, aparece como uno de los yacimientos de referencia con más antigüedad de la Península Ibérica, con una evolución de material arqueológico realmente interesante, desde el periodo del olduwaiense hasta llegar el achelense. Se han recogido diversos útiles líticos, fundamentalmente bifaces de excelente acabado. En cuanto a la fauna se encontraron huesos osos, rinocerontes, caballos salvajes, gamos, lobos y ciervos.

Interior de Santa Ana
Interior de Santa Ana - Ayto. de Cáceres

La cueva del Conejar, al sur de la ciudad de Cáceres dentro de la zona urbana, fue inicialmente excavada en 1916 por Ismael del Pan, posteriormente, a partir de los años 80, los responsables de su estudio serán de la Universidad de Extremadura y finalmente, al igual que las demás cuevas mencionadas, tomará el relevo el equipo del Proyecto de Primeros Pobladores de Extremadura.

Cueva del Conejar
Cueva del Conejar - Ayto. de Cáceres

La cueva presenta restos arqueológicos asociados al periodo neolítico y a la Edad del Bronce. Destaca por permitor documentar al  al primer grupo de agricultores-recolectores de Cáceres. Las numerosas intervenciones que se han realizado en la cueva en diferentes momentos, incluido un expolio en busca de fósiles, han dado lugar a una estratigrafía invertida, aun así se han podido documentar diferentes áreas de ocupación y numerosos materiales como piezas líticas en cuarzo, cuarcita y sílex. Otros restos son las cerámicas del periodo neolítico o una punta de lanza de la Edad del Bronce.  

Azagaya Conejar
Azagaya Conejar - Ayto. de Cáceres

En la ciudad no encontramos vestigios arqueológicos de la Edad del Hierro. No será hasta época romana cuando se documente una ocupación estable. Aunque sí se sabe que este territorio fue ocupado por parte de lusitanos y vettones, estos no dejaron su impronta en Cáceres.

Enclaves romanos Cáceres
Enclaves romanos Cáceres - Ayto. de Cáceres

En cuanto al patrimonio arqueológico de época romana, son tres los principales yacimientos: la calzada romana denominada Vía de la Plata, Cáceres el Viejo y la Colonia romana Norba Caesarina.

La Vía de la Plata, importante artería de comunicación en el interior de la Península Ibérica se dispone de norte a sur en su paso por Extremadura. Discurría a lo largo de 313 millas romanas, unos 463 km, y estaba destinada a unir Emerita Augusta (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga) de ahí que se denominase como Iter ab Emerita Asturicam aunque un segundo tramo continuaba desde Mérida hasta Sevilla y se denominaba Iter ab Ostio Fluminis Anae Emeritam Usque. La calzada, que comienza a construirse en el siglo II a.C., se consolida en el siglo I a.C. y cuenta con multitud de modificaciones posteriores, también de época romana durante tal y como se refleja en el Itinerario de Antonino. A su paso por Cáceres, sabemos que la vía en dirección norte-sur entraría a la ciudad desde las inmediaciones de la carretera del Casar de Cáceres CC-38, encaminándose hacia la colonia, bordearía la ciudad amurallada por su flanco este y se dirigiría hacia la ribera del Marco, en dirección sur, hacia la ciudad de Mérida por las proximidades de la N-630.

Caceres Viejo
Caceres Viejo - Ayto. de Cáceres

El yacimiento romano denominado “Cáceres el Viejo”, está muy próximo al casco urbano, hacia el noreste de la ciudad, en las inmediaciones de la carretera CC-612, dirección Torrejón el Rubio. Ha sido vinculado a lo largo de las investigaciones con Castra Servilia pero actualmente una mayoría de investigadores llega a la conclusión de que se trata de Castra Caecilia, campamento romano construido en el último tercio del siglo I a. C. en torno al 79 u 80 a. C. durante el transcurso de las denominadas guerras sertorianas, entre Sertorius, partidario de Mario, y Sila quien manda desde Roma al general Quintus Caecilius Metellus Pius acabando con el levantamiento totalmente.

La historia de la investigación arqueológica en Cáceres el Viejo se inicia con Adolf Schulten en 1917. Tras numerosos estudios por parte de distintos investigadores: José Antonio Abásolo,  José Ramón Bello, etc., actualmente está englobada dentro del Proyecto de Ciudades Romanas de Extremadura.

Cáceres el Viejo, posee una serie de elementos singulares dentro de los campamentos republicanos. Tiene una planta rectangular cuyas dimensiones son de unos 680 x 400 m. La construcción militar defensiva está compuesta de una sólida muralla rodeada por un doble foso excavado en la roca. La muralla tiene un  grosor de 4 m y su sistema constructivo muestra dos muros paralelos con relleno de tierra y piedras. La cerca defensiva posee cuatro puertas, destacando por su estructura y conservación la Porta praetoria y la Porta principalis sinistra, Tanto la muralla como las construcciones interiores están construidas con piedra de la zona (pizarras, cuarzos, cuarcitas etc.).

En la parte central y más alta del campamento se encuentra el Praetorium, que actúa como eje distribuidor de dependencias, cuenta con patio central y es el lugar en el que se instalaba el jefe militar. A su vez el campamento posee el Quaestorium en la parte sur y Foro de planta cuadrada. En esta plaza se localizaba un templo con solado de ladrillo y cubierta de plomo, donde se localizó un altar de barro con representaciones del dios Serapis.

Tras el abandono del campamento, los romanos deciden establecer una nueva colonia en torno al año 34 a. C. a la que darán el nombre de Norba Caesarina fundada por Cayo Norbano Flacco, con el patronazgo de Lucio Cornelio Balbo. El nombre de Colonia Norba Caesarina, viene dado por las directrices recibidas por el Procónsul Cayo Norbano Flaco de Julio César, con respecto a las fundaciones en Hispania.

La colonia pertenecía a la provincia republicana de Hispania Vlterior  y posteriormente perteneció a la provincia imperial de Lusitania, cuya capital será Augusta Emerita. Norba Caesarina mantuvo un periodo próspero entre los siglos I y III d.C., aunque a mediados del siglo III d.C., y debido a la inestabilidad política-militar del mundo romano, reaprovechando en parte materiales procedentes de los edificios públicos anteriores, se reconstruyó un cinturón de murallas, al igual que en la mayoría de las ciudades de Hispania. A lo largo del siglo IV se produce un decaimiento de la colonia tal y como vemos en los restos que encontramos. Se reaprovechan edificios anteriores y las nuevas construcciones son de escasa calidad, acabando por abandonar la ciudad a mediados del siglo V d.C. tras la invasión de los pueblos germánicos.

Muralla romana
Muralla romana - Ayto. de Cáceres
Muralla romana
Muralla romana - Ayto. de Cáceres
 

En cuanto a los vestigios romanos que aún son visibles en la ciudad, se encuentran restos de estructuras realizadas en sillares en la parte inferior de algunas torres de la muralla islámica y medieval, destacando los restos de la puerta de Coria y el llamado Arco del Cristo. En cuanto a excavaciones arqueológicas es de singular interés la acontecida en el Palacio de Mayoralgo en la que aparecieron restos de diversa índole, destacando una vivienda con patio porticado, termas y aljibe de etapa altoimperial.

Pórtico vivienda romana
Pórtico vivienda romana - Ayto. de Cáceres
Hipocausto termas
Hipocausto termas - Ayto. de Cáceres
 
Aljibe
Aljibe - Ayto. de Cáceres

También junto al foro de la colonia, parte de cuyo pavimento se encuentra debajo de la C/ Cuesta de Aldana, coincidiendo en parte con la actual Plaza de Santa María, se documentaron otros elementos industriales como fueron un horno y un taller de herrero el siglo III d.C. y la época bajoimperial.

En el entorno de la colonia se conservan inscripciones funerarias romanas empotradas en los muros de algunas casas del casco histórico y varias más en el Museo Arqueológico Provincial de Cáceres. En esta institución también se custodian monedas, fragmentos cerámicos y diversos ejemplos de estatuas, como una de bronce fragmentada, procedente también del Palacio de Mayoralgo y dos estatuas femeninas entre la que destaca la dedicada a la Abundantia y que la tradición asociaría a la Diosa Ceres

Estatua de bronce
Estatua de bronce - Ayto. de Cáceres