Itinerario V: Ruta por la Judería Vieja

  1. Plaza de San Jorge. En la plaza de San Jorge, donde comienza esta ruta, se puede admirar la imponente iglesia de San Francisco Javier con sus dos torres-campanario, y presidiendo la escalinata, a sus pies, la imagen de San Jorge y el Dragón.
  2. Callejón de Don Álvaro. A la derecha de la plaza sube la calle de la Compañía, hacia la mitad, a la izquierda se localiza el callejón de Don Álvaro que da paso al barrio judío.
  3. Calle Pereros. Avanzando hacia el sur por la calle Rincón de la Monja, se llega a la calle Pereros. El interés de ésta radica en que se combinan casas bajas encaladas y grandes palacios con fachadas adornadas con escudos y portadas con sillares.
  4. Olivar de la Judería. Desde la calle Pereros, se continúa hasta puerta de Mérida; una vez allí, se sale a la plaza de Santa Clara y se baja por la calle Torremochada hasta la plaza de las Candelas. Desde allí hay que subir por la calle Hernando Pizarro donde se localiza el olivar de la Judería, un parque público con terrazas escalonadas limitado en uno de sus lados por el baluarte de los pozos.
  5. Baluarte de los Pozos. El baluarte de los Pozos, torre almohade del siglo XII.
  6. Casa del Judío Rico. Aprovechando la muralla como pared, se construyeron muchas de las casas del barrio judío. Ésta en concreto destaca por sus dimensiones.
  7. Ermita de San Antonio. Antigua sinagoga. Continuando calle abajo se llega a esta ermita que se levanta donde antes estuvo la sinagoga. Fue erigida en el siglo XV por orden de Alonso Golfín.
  8. El arco del Cristo. Si se continúa el curso de la calle, bajando una cuesta con bastante pendiente, se encuentra el arco del Cristo también llamada la puerta del Río, de origen romano. La imagen del Cristo fue añadida en el siglo XIX.
  9. El Rincón de la Monja. Subiendo por la cuesta del Marqués, a medio camino, sale a la izquierda la calle Rincón de la Monja. Es una calle estrecha e irregular que servía como límite del barrio judío viejo y donde antaño se concentraron distintas actividades comerciales, hoy es un barrio de casas privadas que conserva su estructura original.
  10. Plaza de Santa María. Volviendo hacia atrás, hasta el arco del Cristo, se continúa a la izquierda de éste por el adarve del Cristo. Se gira a la izquierda en la primera calle (calle de la Amargura) y se llega a la plaza de Santa María donde finaliza esta ruta. La calle de la Amargura es otro ejemplo de arquitectura del barrio judío, estrecha e irregular aprovechando la orografía natural del terreno.